Conjunto de caracteres actual: La belleza es comestible - Aqua Spa Center Magazine
Inicio de Aqua Spa Magazine

 

  Buscar:

 
     
  Contenidos:

 
  Inicio
Tienda Online
Editorial
Spas y Balnearios
Belleza
Masajes
Salud

 
  Los más leídos:

 
 

rosa mosqueta

¿Todavía no has oído hablar del famoso aceite de Rosa Mosqueta? Está revolucionando el mundo de la Cosmética, la Nutrición y la Medicina natural, debido a que se ha revelado como uno de los más potentes regeneradores de la piel. Elimina y previene arrugas, estrías, manchas, cicatrices...

termas romanas

Termas romanas. Fueron los romanos los primeros en aprovechar, racionalmente, el agua termal para curar enfermedades. Desde entonces su uso se ha extendido hasta convertir la cultura del agua en una fuente de salud.

arcilla

¿A qué laboratorio no le gustaría reivindicar la paternidad de un remedio que sirve, al mismo tiempo, para el tratamiento de la sinusitis, la otitis, la úlcera y otros muchos males? Los beneficios de la arcilla.

spa teraputico
El método Mezieres revoluciona el campo de la fisioterapia, ya que consigue aliviar eficazmente dolores y problemas musculares basándose en posturas de estiramiento muscular y terapia manual. Problemas muy frecuentes debido a la utilización de posturas inadecuadas día tras día.

 
   
  spa balneario urbano en Madrid  
   
Todas nuestras revistas:

   
Tienda Online de AquaSpaCenter  
Press
salud

La belleza es comestible

Flores en las ventanas, en los jarrones, adornando los cabellos y los ojales de las chaquetas... pero ¿flores en el plato? Sí has oído bien: algunas flores también son comestibles. Y no sólo comestibles, sino deliciosas.

Y es que las flores comestibles, además de un agradable sabor y aroma, hacen más atractivos distintos platos, algo que, en la actualidad, persiguen la mayoría de los cocineros.

Las flores aportan matices de frescura y sabores inusuales que sorprenden al comensal y aunque se empleen de forma decorativa, no cabe duda que sus llamativos colores y su olor inconfundible estimulan los sentidos hasta límites insospechados.

Aunque en España se venden flores comestibles desde hace quince años. Sin embargo, su consumo no se ha popularizado hasta hace unos cinco años.

Quien piense que cocinar con flores es algo nuevo no tiene más que acercarse a los recetarios del siglo XVI para darse cuenta de que ya entonces su utilización algo habitual.

Si nos remontamos unos siglos, comprobaremos que el empleo de las flores en culturas como la romana, la griega o la hindú era, también, una práctica frecuente. Ya en la época clásica se preparaban las ambrosías más sabrosas a base de pétalos de rosa, aromas de violeta y salsas de alazor.

Otras cocinas famosas que experimentan con la naturaleza floral en sus recetas son la china: flor de loto, magnolia y jazmín, sobre todo. También la japonesa, donde el crisantemo siempre ha tenido un lugar de honor y en la zona de Oriente Medio, lugar en el que la rosa y el naranjo comparten protagonismo con las confituras y los condimentos más exóticos.

La ventaja con la que cuentan las flores es que se aprovecha prácticamente la totalidad de la misma a excepción del tallo. Lo habitual desde el punto de vista gastronómico es que esta nueva práctica culinaria se emplee más como guarnición o acompañamiento de carnes o pescados que como plato único.

Y además de su belleza y su olor, las flores son también una buena fuente de proteínas y vitaminas A, B, C y E. Calcio, hierro y sodio. Por ejemplo, la flor de calabaza contiene 420 miligramos de calcio, fibra y vitaminas A y C, al igual que las flores de abano o de yuyo, de uso frecuente en algunos países sudamericanos, que poseen hasta 310 miligramos de calcio y vitaminas A y C.

Dependiendo del tipo de flor que sea y de la intensidad de su perfume se puede establecer un sabor propio para cada una de ellas pero generalmente el sabor es dulce.

flores

El olor de las flores es, sin duda, la principal arma culinaria a la hora de elaborar un plato. Por ejemplo, para hacer helados o sorbetes lo normal es que se emplee la rosa y la violeta para realzar su sabor. En el caso de la flor de calabaza, se utiliza para el relleno de croquetas, tortitas o burritos, también para hacer quesadillas o sopas, platos típicos de la gastronomía mexicana. El sabor amargo de las caléndulas es perfecto para aromatizar bebidas.

Para elaborar una ensalada, el sabor picante de las capuchinas la convertirá en el plato perfecto para los amantes de la cocina exótica.

Sin lugar a dudas, el referente dentro de la cocina con flores es la rosa, por su sabor dulce y olor inconfundible. Sus pétalos escarchados con azúcar resulta un majar exquisito, pero también pueden utilizarse en mermeladas, ensaladas con frutas, tortillas, etc. En países como Argelia o Túnez se emplean para perfumar platos como el cuscús y ciertos guisos de cordero, es fácil encontrar puestos en los que venden pétalos de rosa junto a los de fruta. Cuanto más perfumadas sean las rosas, más sabor y más olor dejarán en el plato.

Los pescados encuentran en la menta, el tomillo, el hibisco o el jazmín una guarnición con estilo propio, mientras que los usos gastronómicos de la lavanda van desde el conejo, el arroz y el pollo hasta los helados más sabrosos.

Las violetas combinan con las endibias y para el relleno de tortillas. Los pétalos de rosas, el jazmín y el hibisco son perfectos para acompañar carne y pescado.

Existe un amplio abanico donde elegir. Aunque a la hora de escoger flores para la cocina hay que seguir unas pautas tan rigurosas casi como con las setas, ya que las hay comestibles y también tóxicas. Ser precavido y tener claro que no todas las flores se pueden comer, son dos premisas que se deben tener en cuenta antes de consumir cualquier flor.

Procure que las flores realcen el sabor del alimento principal y que no lo enmascaren. Consulte con un especialista en el tema en caso de dudar si una flor es comestible.

Elimine los estambres, los pistilos y la base blanca de los pétalos para evitar que den un gusto ligeramente amargo.

Se recomienda que los pétalos de rosas recién cortados se deben dorar en la sartén sin una gota de aceite y espolvoreados con azúcar hasta que queden escarchados.

Una vez lavadas, déjelas colgando para que se escurran, y séquelas con delicadeza con ayuda de una servilleta, cogiéndolas por el tallo. La mayor parte de las flores se pueden conservar en el frigorífico y aguantan frescas y en buen estado durante una semana.

 

 
 
Inicio | Editorial | Spas y Balnearios | Belleza | Masajes | Salud
  
PRODUCTOS
  Miracurl Pro
miracurl
XX,00€
Detalles y promociones

AquaStick Maquillaje de fondo en barra
aquastick maquillaje
XX,00€
Detalles y promoción

Tinte de pestaas Refectocil0ml.
tinte de pestaas
XX,00€
Detalles y promoción

Toallas Asuer
asuer group toallas fibra
XX,00€
ver producto

Ver todos los productos

 

Más información:
Rosa Mosqueta

 

infochannel: running news on air